newman-cover-webLos ingleses Newman son producto de la mente inquieta del cantante y guitarra Steve Newman, quien con el paso de los años nos ha ido entregando de forma regular una buena colección de álbumes centrados en el AOR y el Rock Melódico. Si bien nunca ha llegado a tener un gran éxito, si ha cosechado un buen número de satisfechos seguidores.

Siren sigue la línea de calidad de sus predecesores, siendo quizá la falta de originalidad su mayor defecto, aun así, nos encontramos con una sólida colección de temas, una producción más que correcta y algunos momentos de inspiración que sobresalen de la media.

Ejemplos de esos momentos son la inicial Scar Of Love y Some Kind Of Wonderful, temas más rápidos y duros de lo que cabría esperar en un proyecto como Newman. Mención aparte para la Whitesnakiana Another Bitch Of A Night.

La otra gran baza de este Siren son los temas más puramente AOR como Had Enough, Feel Her Again o Waiting For The Day, de sonido clásico, en el que la voz de Newman consigue su mejor encaje. Son, sin embargo, canciones que si bien agradan fallan continuamente en entregar más  alimento para el alma que una armonía agradable y una melodía familiar.

El resto de temas fluctúan entre este sonido AOR y un intento de endurecimiento que al final acaba por entorpecerlos y atraparlos en una extraña tierra de nadie que lastra mucho el conjunto del álbum. La titular Siren y When It Comes To Love son un perfecto ejemplo de ello.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Al final nos encontramos con un disco que merece algo más que un par de escuchas pero que, desde luego, no pasará a la historia del género.

Nota: 6

Callisto