INDICCO ENGLISHPor fin sale a la venta  el disco de Indicco!! Una banda formada y fundada por Iñigo Balboa (D.O.N.T, Casablanca ) y Paco Cerezo(Co-fundador de los murcianos 91 suite) que ambos han hecho juntos, en colaboración con el resto de la banda y unos invitados de lujo como el Dios Jimi Jamison, Mark Spiro, Tim Pearce y mi adorado David Palau una joya melódica de puro AOR clásico americano a lo Survivor, Giant etc… Producido por ellos mismos junto a Mark Spiro (de sobra conocido por escribir para Aerosmith, Mr.Big, Giant, MTB, John Waite).

Karmalion presenta una cover gemela a la de Pride of lions y su disco Immortal, lo cual me parece muy llamativo la verdad. Después de un año que nacionalmente me parece de órdago, éste trabajo apuntilla mi fe en nuestras bandas y me vuelve a sacar sentimientos y pasiones escondidas. Un resurgir a golpe de bufido que me ha hecho tener unas ganas increíbles de escribir mis sensaciones o al menos intentarlo.

La mayoría de los grupos nacionales se conforma con cantar medianamente bien y les sale alguna mala entonación, la dejan así. Pero Balboa se nota que se ha preocupado mucho de adornar las canciones con la voz. Hace cosas muy bonitas, en algunas es muy fácil que se hubiese ido de tono pero se nota que no se ha conformado con poco ha querido dejarlo perfecto. Y eso ayuda mucho a la hora de escuchar un disco, no ves ningún error.

“Crying” abre el redondo y digo redondo porque realmente lo es, con unas voces electrónicas perecederas en el mismo momento que llega el estribillo. Ritmos contagiosos que nos hacen creer en ser un auténtico cowboy lleno de sueños.  Desde el principio me atrapa, suena moderno y es perfecto para abrirnos el telón de lo que está por venir. “Days of wine and roses” es el primer de los tres cortes donde oiremos cantar a Jamison , que si os digo la verdad no resulta necesario por el tremendo trabajo vocal que ha hecho Iñigo, para nada le hace falta, sinceramente. Aquí volvemos a percibir ese sonido que nos quieren transmitir actual pero con el Aor de toda la vida llegando a esos puentes donde se te pegan en la corteza del cerebro y no se te va, como esa noche que recuerdas durante los próximos días enfrascada en tu memoria.

“All about you” es la suavidad hecha melodía, es la anestesia que nos transmite calma y bienestar, fina, dulce y relajante. Finas teclas nos impregnan de frescas gotas musicales, letra y música de Mark Spiro, casi nada!  El siguiente tema ya me sonaba desde la primera nota cuando la oí en directo de las gargantas de Pablo Perea y Balboa en una versión en castellano y que aparece en el disco de Pablo con sus botas gastadas. “Wrong”  es una armonía encadenada de sensaciones que te sube y baja en esta vida tan cambiante e inestable. “Ni tú ni yo, aire roto alrededor,  una puñalada de sol”. Nostálgico y profundo. Una de mis elegidas para la gloria es la siguiente, “feel so good” combina todo lo que me gusta del Aor y encima con un olor a Survivor genuino, acústicas iniciales presagiando que estamos ante algo potencial y de gran valor en el mercado, el estribillo asesina, te deja señalado, los coros empujan a que te sientas en un espacio reservado para los elegidos, Jamison aparece y te canta un poquito para que todo sea perfecto, el circulo se completa, sólo faltas tú cantando desde la ducha o donde quieras. Temazo!

Indicco2_300dpi

Seguimos auto medicándonos con “The voice of the wind” facilón, adictivo donde reconozco a Paco Cerezo en su salsa adiestrando a la guitarra, un tema reivindicativo y un poquito más hard que los anteriores sólo un poquito eh. “Leaving me” es otro de mis más sentidos temas del disco, porque es desgarradora, melancólica pero intensa como nuestras relaciones. La voz aquí encaja perfectamente porque sale de dentro con mucha pasión y esas guitarras españolas le dan esa desdicha. Las despedidas nunca son fáciles para ninguna parte y más si queda algo aún y así nos lo transmiten. Muy latino y racial para dejarnos con sabor agridulce.

Para reponernos  nos dan un minuto y dieciséis segundos de pasaje instrumental llamado “Grateful”  para recobrar el aliento, nada significativo ni virtuoso, solamente un break para lo que nos queda. “Moonlight” es la fuerza de este “Karmalion” el rugido del león a la luz de la luna, cuando se oye nos deja enmudecidos, empequeñecidos, a mí me pone las pilas y me engancha a la vida de nuevo.

Penúltimo tema y no baja el nivel “Right the wave” otra semibalada al más puro Baywatch pero en versión nocturna aparte de que cante Jamison  y que perfectamente encajaría en un disco en solitario del susodicho. El piano sí que es protagonista aquí sonando cadencioso, muy delicada y de gran altura nos eleva por encima del bien y del mal, gran trabajo de Antonio Muñoz (bajo) Angel Valdegrama (Teclista)y  Lean Martinez (batería) que son el resto de esperemos esta triunfante banda. El broche final nos lo pone el single adelantado que nos dieron a conocer en dos versiones, español e inglés, titulado “Feel no shame” y que ya nos hacía prever la tormenta que nos iba a caer. Gran sabor de boca nos deja este final de disco absorto en el mundo Aor que tanto nos llena y nos hace experimentar el arte de amar algo que sólo es una palabra llamada música pero que al mismo tiempo todo no es música.

Grandísimo trabajo que han facturado y que espero que no sea yo el loco de turno que está alucinando.

Ningún corazón se conquista al asalto pero dame tiempo y derribaré hasta la última de tus murallas… Aplicadlo al disco

Nota: 9