Güru-WhiteBien afortunados los que por un precio paupérrimo se hayan hecho con el nuevo trabajo de Güru. White es el título y es la continuación de su debut en 2010. Un disco lleno de fuerza melódica, técnica musical y brillante producción. David Palau ha sabido dar rienda suelta a su imaginación y plasmar en este redondo la cohesión entre dos mundos como son el Aor y el hard separados por una fina línea que diferencia lo esmerado de lo normal.

Es la perfecta alineación de las estrellas con el sol para poder disfrutarlo en el preciso momento. 12 temas con alma y que harán que disfrutes de una marca nacional de nivel internacional.

Entremos directos al blanco!

La mejor manera de que mordamos el anzuelo es con el single “White” para comenzar, un tema de rock melódico  con mucha energía y carta de presentación del recién fichaje a la voz Dagarod , que como bien habréis notado los que conocéis el anterior trabajo ya le ha dado la fuerza necesaria para dar un paso más en la escalera y que pone el toque hard. Suena cristalina y con una frescura que te hace moverte al ritmo del corte al instante. “Straight to your heart” abre con unos teclados y un solo de guitarra que te contagia desde el principio, muy melódico en los estribillos y pegajoso, puro AOR de alta escuela escandinava y que ya empezamos a ver lo pulcro que suenan las seis cuerdas de Palau que te hace desviar (Por lo menos a mí) la atención a ese instrumento. Debo decir que me ha cautivado su forma de tocar ipsofacto. El final del corte así lo demuestra.

“It’s all different now” da un pasito más y además de cantar David Palau  junto a Dagarod,  nos hace descubrir que todo suena en su sitio y ver que la banda, tanto Jordi  Vericat como Tony Mateos son auténticos profesionales y para eso no hace falta saber de música, se palpa al oírlo. Suena muy melódico y ya empezamos a ver cómo le han sabido sacar un registro nuevo a Dani para sacarle de su lado más salvaje y por cierto con mucho éxito. Para daros cuenta de lo que os digo no hay nada mejor que escuchar la primera balada “If you go” llena de feeling y que se canta desde el corazón. Hecha para disfrutarla en la calma de la noche y que cada uno elija cómo y con quién.

Sello propio tiene el sonido Güru y eso es muy valioso porque allá donde suene sin saber que es… lo adivinaría cuando sonaran los primeros acordes o ese teclado inconfundible del propio David que se ha heredado desde sus inicios.

“In my life” empieza muy John Norum de su disco face the truth para darle después un toque medio blusero a dosis justas y dónde me imagino o tengo la corazonada que Dani ha disfrutado cantándola tan arriba en los tonos agudos. “Break the spell” sigue un poco la onda anterior  pero noto un toque prog en la parte instrumental sin llegar a cansar y haciendo que esos giros te hagan destacar esta labor. Suena de escándalo!!

Llevamos la mitad del recorrido blanco y en vez de una reseña me va a salir un testamento pero es que no me cannnso de éste álbum, en el coche es un no parar. “Won’t b 2gether” empieza muy Yngwie de esos preludios clásicos saltando con fuerza y remarcando esos dedos deslizantes en el mástil con velocidad pero con técnica y eso sí sin tomar el excesivo protagonismo del sueco, haciendo que aquí suene una canción de verdad de puro hard, agresiva directa y potente. El final en un concierto es para chillar…Yeahhhhhh!!! “Angry song” suena muy americana y ya que estamos haciendo referencias, muy de la época de principio de los noventa, llena de ritmo y actitud, yo me los imagino en el escenario con chulería, fiestero total. Llamadme pesado, pero como suena la jodida guitarra!

guru_banda-628x304

Mi culo rockero “My rocker ass” solo voy a copiar algo que la banda dice: “To all those people who bet for our failure…Kiss our rocker ass!” No hace falta traducción. “Ray of light” creo que es una de mis preferidas del cd, es la melodía y la esperanza hecha música, se te queda grabada y es muy comercial, las teclas me encantan y no paro de tararearla. Sería un gran segundo single, y define muy bien lo que es el rock melódico de calidad.

No podía faltar un saxo en un disco así y más últimamente que lo estamos volviendo a poner de moda,”The voice inside” es la melancolía cantada de forma intensa y acaparadora, es tierna y las lentas como son una de mis debilidades enseguida me gana. Imaginaos que crees que lo tienes todo y no necesitas nada más, ese plus te da “Maño” al sax, la guinda al pastel. Y  el disco nos despide con “I don’t give a damn” broche perfecto para irnos con una sonrisa en la cara dibujada y sabiendo que esto no es agua de borrajas, es un disco “redondo”. El tema resume todo el disco, la fuerza vocal, los teclados atmosféricos y  la guitarra muy revoltosa.

Ha cumplido todas las expectativas y creo que pronto hablaremos de una banda grande si el destino no se pone caprichoso. Tablas no les faltan, experiencia tampoco y creo que lo tiene muy claro.  No busquemos fuera lo que ya tenemos dentro.

Nota: 9