227640_592763804072545_1500669184_nMenudo discazo se han sacado de la manga Hardreams!

Con su tercer trabajo de estudio, “Unbroken Promises” (sin contar la demo de 2001), Hardreams han subido todas las apuestas, creando un disco con un sonido europeo, a la Treat o los primeros Talisman: Hard Rock supermelódico, pero con groove y fuerza suficiente para tenerte dando botes desde el primer segundo, y siendo un servidor un incondicional de Jeff Scott Soto se puede decir que han acertado en prácticamente todos mis puntos débiles.

Para aquellos que no les conozcan Hardreams son una de las poquísimas bandas afincadas en nuestro país que siguen dando guerra y que además de sobrevivir, lo hacen con éxito y una creciente base de seguidores. El combo inició su andadura discográfica en 2001 con la demo Wings On Fire y lanzó su álbum debut Calling Everywhere en 2004. Un álbum de estudio y un directo después (The Road Goes On en 2008 y Live… On A Dreamers night en 2010) nos presentan este “Unbroken Promises”  donde se amalgaman todas las influencias que ya he comentado una colección de 11 canciones cuidadosamente compuestas y arregladas para nuestro disfrute.

Arranca el album con Count On Me un riff de Funk-Rock que parece salido del Lost In Translation de JSS, y que encaja con la voz rasgada de Manu Esteve a la perfección. Como digo un tema en la mejor linea de hard rock europeo, para abrir el disco y hacernos a la idea de lo que nos espera.

Sigue la hiperactiva A High Mountain To Climb, tema high tempo que incluso recuerda al añorado Ronnie James Dio.

Les sigue It’s Only Love, una maravilla de balada AOR, cargada de armonías y con gran protagonismo de Esteve que ataca el tema con muchísima elegancia. A destacar también las guitarras de David Aguera que sabe entrar en un tema tan melódico con fuerza pero sin estridencias, y sobretodo por el solo que es puro Journey.

Pero poco dura la paz porque The War Is Over llega con un riff pesado, de groove lento y oscuro que nos conduce a un estribillo ritmico que en directo ha de sonar a gloria.

Con Woman In Black volvemos al rock melódico y positivo, otro numero para el directo con un estribillo para corear junto a la banda.

image

Manu vuelve a robar los focos en Now You’re Mine, balada de tintes clásicos sobretodos por otro gran trabajo de guitarra y con The Land Inside Of Souls volvemos a despegar en un viaje de hard rock para recordar.

Siguen Going Fast, boogie a la Mr. Big técnicamente  impecable y el tema titular del disco Unbroken Promises otro medio tiempo AOR compuesto con muchísimo gusto y clase.

Estamos llegando al final de álbum y nos encontramos con Cross The Line con un inicio agresivo casi de metal progresivo tipo Symphony X pero que se desarrollo en un himno enorme con un solo espectacular tanto por parte de David a las guitarras como de Sergi Segarra a los teclados. Realmente un tema que aporta profundidad al disco a nivel compositivo.

Cerramos con All And Now, baladón con tintes blues/soul perfecto para cerrar los ojos y dejarte llevar.

Realmente una grata sorpresa la que representa este Unbroken Promises, un disco que esta de sobras a la altura de cualquier producción europea de hoy en día, y sobretodo una banda que se encuentra muy cómoda con su propio estilo y que ha desarrollado una personalidad propia y sin complejos que les hacen una escucha muy atractiva.

Nota: 8


Callisto