Habiendo nacido y disfrutado la época más lucrativa del Hard Rock y atacando el género desde del principio por su vertiente mas estandarizada apuesto a que muchos en su momento les etiquetaron de producto o movimiento comercial por parte de alguna discográfica. No les culpo yo hubiera pensado lo mismo, probablemente esos fueran sus inicios…

El caso es que estamos en pleno 2012 y estos fieras han seguido ganándose el pan de forma bastante regular, contra viento y marea, han sobrevivido al apocalipsis Grunge, la era Nu-Metal y ahora que muchos anuncian una segunda era dorada del Hard Rock se baten el cobre con una nueva generación que aporta monstruos como H.E.A.T o Work of Art.

Han demostrado que no son unos oportunistas musicales sino unos verdaderos currantes del Rock.

¿Cómo lo hacen? De la manera que mejor saben: sacando un disco más ochentero que unos leotardos de tigre.

A todos aquellos a los que esta frase os ha hecho salivar, id a por el disco ya, porque esta gente cumple lo que promete, y Broken Bones no promete otra cosa que puro rock ochentero del bueno.

Ataquemos:

El disco arranca con Empire: número de metal caliente y rápido:, que enseguida te trae a la cabeza la época en que George Lynch secundaba la voz de Don Dokken. Gran trabajo de guitarras de Jon Levin y una sección rítmica percutiendo como un motor a toda mecha.

Sin más rodeos Dokken nos presentan el tema estandarte del álbum, un medio tiempo oscuro, que no pesado, sino que camino a buen ritmo hacia la melodía del estribillo. Tema melancólico pero lleno de fuerza.

Debo reconocer que descubrí a Joe Lynn Turner mucho antes que a Dokken y para mí este tipo de voces siempre serán las voces “tipo JLT”. Pues bien, si alguien me venda los ojos y me hace escuchar Best of Me lo tendría muy crudo para identificar al culpable de este temazo, de hecho sin la venda también, pero siempre da más morbo, no??

Blind es un tema pesado, lento y farragoso que te hace Headbanguear en Slow Motion. Sin tener una melodía demasiado reconocible ni un estribillo pegadizo, es un tema que se disfruta por lo crudo del planteamiento. Cero condimentos, ni falta que hace.

Waterfall sorprende por el contratiempo de la batería y el riff inicial, pero pronto se hace repetitivo, quizá algún arreglo más complicado (Dokken progresivos??) hubiera beneficiado la idea de base…

Victim of the Crime sigue con el sonido arabesco de Waterfall y pronto me doy cuenta que llevamos demasiados medios tiempos, y sin ser un mal tema, sufre de ser el último de la cola.

De pronto, los Dokken me hacen una jugada tipo Messi y me regatean una vez, creo que por fin llega el contraste con una balada y plas! Una bicicleta y se aceleran! Me digo, por fin!  Un poco de vidilla y es entonces, cuando llega la estrofa, te meten el caño y te clavan el golazo, otro bendito medio tiempo!!!!!

Después de tanto desespero me agarro a cualquier cosa, y Today, esta vez si, es una balada en toda regla, y de hecho es un soplo de aire fresco que salva la situación. Sin llegar a ser Country o Blues las guitarras tienen un sonido sureño muy cálido y una vez más aparece la sombra de JLT por medio…

Después de la tregua, entra For the Last Time, sin ser un trallazo en toda regla, lo recibo como si del Stand Up & Shout se tratase, el solo viene con cambio de ritmo sorpresa y el tema acaba muy arriba, agua en el desierto amigos!

Riff con aire Van Halen para el enésimo tema con medio tiempo y acordes en acústica, una vez más, sin ser un mal tema, el desgaste por acumulación le resta muchos puntos a Fade Away.

…Y cuando por fin llega un tema cañero resulta que se acaba el disco, Tonight empieza con un riff arabesco tipo Powerslave, y mantiene el tipo de forma excelente.

 

Resumiendo no puedo decir que sea un mal disco, tampoco es una joya ni lo sería si hubiera aparecido antes que los miles de discos aparecidos que se han editado hasta la fecha. Hay canciones muy buenas en este Broken Bones, pero el disco adolece de tener temas demasiado parecidos, demasiado juntos

No es una cuestión de que a estas alturas de la película  Dokken se reinventen ni lo pretendo.

 Dicen que la Poesía es encontrar formas nuevas de decir lo mismo y que la Prosa es decir cosas nuevas de la misma forma, para mí ambas visiones son válidas, y en algunos momentos Dokken demuestran ser muy capaces de hacerlo.

Lo mejor que podéis hacer, oírlo y opinar.

Frontiers RecordsRelease: 21 September 2012

6/10

Callisto