Estoy aquí sentado en estos momentos y me siento como un niño cuando está deseando ver la luz del día para abrir su regalo tan esperado durante el año.

Dos francesas tienen la culpa de ello, Sarah y Melissa Fontaine, hermanas, dos violetas que crecen en un jardín y que el gran floricultor Frédéric Slama ha sabido ir regando y cuidando, produciendo y componiendo todos los temas de este -Outside Heaven- excepto tres temas que escriben ellas mismas. El 24 de julio salió a la venta a través de Perris records  y hoy nos toca darnos un paseo por ese jardín mágico del AOR.

Iremos disfrutando y oliendo de cada tema con su propia fragancia, cada una diferente y a la vez disfrutable, un cúmulo de sensaciones que no nos dejaran indiferentes.

Imposible dejar de lado la participación de tal elenco de músicos que hacen posible que éste álbum sea el sol más brillante entre las estrellas.

Mientras os voy contando mi opinión del disco os invito a que cuando lo compréis juguemos juntos a averiguar el propio sello que posee cada músico en cada canción, sólo los grandes tienen esa cualidad, sonar a ellos mismos.

Suena el primer tema y ya me doy cuenta que estamos ante algo lleno de ese halo que lo haría diferente a cualquiera,  unos teclados que claramente delatan a Robert  Sall al igual que esa guitarra tan melódica. Sarah y Melissa cantando solas y sin sobresaltos, agradable, suave y sensible, llamada “I can´t love no more”  y que nos sirve como preludio de uno de los temas con Duende, magia y total sentimiento del disco TODO es Perfecto aquí “No margin for error” es esa Rosa que te enamora a primera vista y no es para menos porque cuando juntas a Bruce Gaitsch a la guitarra y Bardowell a la voz el cocktail es explosivo, pero para más inri si os pregunto… ¿De quién son esas teclas y coros? No hay ninguna duda, Trademark total de Alex del Vecchio, todo reconocible a primera escucha. Por ello me hace caer en sus redes. Estribillo asesino que se te queda en la cabeza a la primera. Pinta a single.

Enamorado me he quedado del trabajo de guitarras y sonido puramente limpio de la producción, un lujazo que me permite disfrutar este disco más aún y para daros cuenta de esto sólo hay que dejarse secuestrar por “The Price to Pay”  quizá una de mis preferidas del cd. Esta pista es casi perfecta las guitarras de Michael Landau, Slama y Tommy Denander te invitan a que oigas como se entremezclan las voces femeninas con la estratosférica voz de Goran Edman que hace que te quedes colgado y sin paracaídas. El sólo de las seis cuerdas del final para enmarcar y enseñarlo a nuevas generaciones. Cuantas más escuchas más le saco el jugo.

Volvemos a escuchar a nuestras francesas preferidas cantar solas de nuevo“When the darkness fall” en un tema más rockero,  para hacernos ver también que podemos soltar la melena (el que tenga claro), estamos hablando de AOR no esperéis cuando digo “rockero”  nada raro. Para un servidor de las que más indiferente le dejan. Por algo soy tan moñas. Menos mal que justo después viene mi debilidad “Voices in the Wind” con el gran DANE DONAHUE maestro del Westcoast. Es simplemente rompecorazones, el lado más dulce del AOR con toques Westcoast. Fantástica!! Si queréis alguna vez aprender a acariciar la guitarra para que suene angelical oíd a Denander que en estos dos temas toca todos los instrumentos.

Mismos protagonistas que en The Price to pay mismo éxito garantizado. Se convierte en otro de mis elegidos y gran aclamación del público para un directo. “Above Suspiction”  concilia la armonía vocal empastada con una musicalidad sólo a la altura de estos gigantes, imposible no destacar los teclados, muy de fondo pero muy necesarios y para el oído fino, muy bellos. Sarah y Melissa cantan aquí mejor que nunca para mí, será por la gran inspiración que supone ver a Edman a tú lado. Un adjetivo: Portentoso!! Y así dejamos que nos visite Mr. Paul Sabu en el corte que da nombre al álbum “Outside Heaven” y no quiere aparecer sin más no, Se guisa y come todos los arreglos e instrumentos para que no sea menos que nadie. Otro tema más áspero directo y potente que la línea general y que le da una variedad más rica al redondo.

Como en un teatro pero del Rock Melódico se abre el telón para dar paso a “Hold back the dawn” y como actor principal a un genio, Jerry Hludzik (Dakota). Las guitarras distorsionadas del principio dan paso a las chicas cantando y que va poniéndose marchosa a medida que avanzan los minutos mezclándose con la siempre cálida voz masculina de Jerry. Final de guitarra genial es tónica habitual. Y sin darnos cuenta llegamos a la primera composición letrística de las chicas Fontaine y que aparece en el álbum de Joey Summer, sacando un punto diferente a los que ya conocíamos esta  pista. Tema comedido y sin ningún alarde a mi juicio.

“A hole in Paradise” es todo lo contrario empieza llenándote de sensibilidad, medio tiempo que armoniza con la voz de Bardowell para llevarnos al mar. Me recuerda a noches de verano y sal en el aire, todo es perceptible en el ambiente, muy sensual y a la vez insinuante, aquí sí me hablan los instrumentos y los entiendo. Y como no, llegamos al hit que siempre Slama hace bandera allá donde va, cantada por Overland(inmejorable esa versión) entre otros,  “You´re my obsession” recala en  este trabajo también para darnos la versión femenina y diferente. Sobran las palabras.

“Cease fire” y “Just wanna be your heroine” cierran la obra, la primera más relajada y sosegada con teclados marcados y la segunda más cañonera y queriendo terminar con un golpe de autoridad,  hasta las chicas cantan en un tono más alto, cosa que no hacían en casi todo el trabajo, la guitarra afilada a cargo de Christian Tolle y poniendo un punto final muy digno.

Grandísimo lanzamiento lleno de matices musicales muy apreciables musicalmente y que con tal colección de estrellas no podía ser menos. Yo espero que ahora estas chicas sigan su carrera y veamos que tal les va en un futuro inmediato, Maestros han tenido. No seré yo quién se lo impida.