Pete Lesperance es uno de esos genios que además son gente maja.

Es capaz de realizar 2 álbumes que marcaron el estilo de hacer Hard Rock Melódico, pasarse al Modern Rock y en pleno 2012, lanzar un disco (discazo) de canciones sencillas pero absolutamente redondas, cuidadas y perfectas que prácticamente se podrían clasificar como “de cantautor”.

La parte genial es que da la sensación de hacerlo sin mucho esfuerzo y sobretodo con una absolutamente coherencia. Pete simplemente hace lo que le da la gana y a mi juicio eso es verdadera madurez musical.

Repasemos la historia de Pete:

El señor Pete Lesperance nace el 13 de Octubre de 1968 en Scarborough, Ontario y en 1987 inaugura un capitulo en la historia del Hard Melódico al fundar junto a Harry Hess la que será por siempre una banda de referencia en el estilo: Harem Scarem.

En 1991 aparece el primer álbum de Harem Scarem (con el mismo titulo). Discazo imprescindible por ser un auténtico manual de como debería hacerse un álbum de Hard Rock Melódico. Hasta aquí perfecto, los chicos saben seguir las normas y obtener resultados excelentes.

Y entonces (1993) llega Mood Swings y barre absolutamente el escenario… Mood Swings es uno de esos discos que después de oírlo 10 años seguidos sigues sin creerte. Brutalmente técnico, con sentido de la melodía exquisito, moderno aún hoy y loco muy muy loco. Y el motivo es principalmente el trabajo de Pete en las guitarras, y es que la guitarra de Pete en Mood Swings ¡habla!, solo hace falta oír la mítica Mandy, pero en verdad da igual que tema escuches, Pete se lanza a un torbellino de licks y riffs absolutamente desbocado pero que de alguna manera suena perfectamente calculado. Siempre he dicho que es la versión Hard Rock del Images & Words de Dream Theater

A día de hoy no he oído nada que suene parecido, y eso que el disco cumplirá 20 años el próximo 2013 si los mayas lo permiten.

Después de estas dos maravillas, Harem Scarem dan otro cambio radical y se adentran en las pantanosas aguas del Modern Rock con resultados irregulares. No soy un gran fan del Modern Rock ( no me gusta, vamos) pero he de reconocer que Harem Scarem consiguieron algunos de los pocos discos que sí disfruto del género (Human Nature me gusta especialmente).

En 2008, Harem Scarem se despiden con el álbum Hope, dejando a la comunidad melódica huérfana de una de las bandas más queridas de la historia, y a día de hoy los proyectos en solitario de sus miembros (incluyendo este Fade Into Stars que nos ocupa) desatan mareas de rumores sobre un más que posible regreso.

Llegamos a 2012, cuando Pete lanza este Fade Into Stars y da a nuestras cabecitas rockeras 4 vueltas de tuerca más.

Si por aquellos años 90 nos hubieran dicho que Mr. Lesperance, guitar hero mayor del reino editaría un redondo con apenas 3 solos habríamos disparado las ventas de prozac a nivel mundial. ¿Sabéis que es lo peor? Que es un discazo

Fade Into Stars es el segundo álbum de Lesperance en solitario (el primero, Down In It data de 2004 y esta disponible en I-tunes) y se puede decir que lleva el “menos es más” por bandera. Es un disco de temas aparentemente simples y facilones al oído, aparentemente es la palabra clave aquí: Cualquier compositor os dirá que “simple” es la mayor palabra-trampa del mundo musical y una escucha atenta de Fade Into Stars revela muchísimo trabajo detrás de cada canción.

La voz de Pete suena ligera y tranquila a largo del álbum, siguiendo el patrón del mismo, Pete deja que todo fluya con mucha naturalidad. A destacar también esa cualidad, de muchos músicos experimentados que se atreven a cantar (léase Kotzen o Hughes), lo afinan todo a la perfección gracias a haber desarrollado un oído absoluto con sus instrumentos.

Otro aspecto a destacable es el uso que dado Lesperance a las redes sociales para difundir este álbum. Recuerdo que ya en Noviembre de 2009 Pete dejó en Youtube esta versión de One Last Time, que por aquel entonces se titulaba One More Time, y desde entonces (hace 3 añitos) a mi ya me había ganado como comprador seguro del álbum:

No contento con esto, Pete ha ido dejando samplers y temas completas a través de su Web y de ReverbNation. Esto es un movimiento genial a mi parecer, ya que el disco esta destinado a crear polémica entre aquellos que, 20 años después, continúan exigiendo una vuelta a la época Mood Swings. Por lo menos que queden avisados antes de comprar el álbum…

Antes de pasar a analizar tema a tema Fade Into Stars, os invito a que aprovechemos esta circunstancia y me sigáis tema a tema en ReverbNation donde se puede oír todo el álbum de forma gratuita (¡y legal!).

Si lo hacéis, os recomiendo salir a la terraza, poneros al solete y relajaros con una cervecita, clara, o cualquier otro refrigerio:

Empezamos!:

El disco arranca con el Andante Moderato de Say Hello que con ese ritmito suave pero continuo nos adelanta la tónica de Fade Into Stars. El arreglo de piano de la estrofa le da un saborcito latino muy agradable y, en general, el tema desprende buen rollo y positivismo. ¿Alguien se ha puesto a cantar antes de acabar la segunda estrofa? Fijo que habéis caído hasta los más Heavys…

Save Me recuerda horrores a Robbie Williams en sus primeros segundos y quizá no sea la mejor elección como segundo tema ya que es mucho menos dinámica que Say Hello, y le resta fuerza al arranque del disco, quizá algo más movido ayudaría a mantener la atención en el desarrollo del track list. Aun así, es un tema bastante efectivo como balada y los sintes que aparecen hacía el final le un poco más de vida.

Too High es una maravilla cargada de armonías tipo beatles, todo un gustazo y una apuesta segura para que os encontréis cantando otra vez sin daros cuenta.

Aquí me gustaría quitarme el sombrero, y romper una lanza a favor de las letras de Fade Into Stars. ¿Son vánales? Sí, pero tienen ese punto entre el cielo y la tierra que las hace más reales que la vida misma. Me explico: Básicamente la letra de Too High se reduce expresar esa sensación que se suele definir como tener “mariposas en el estomago” que todos hemos sentido al encontrarnos con esa persona, animal, mineral o vegetal que nos pone las pilas. ¿Es un recurso fácil? Puede ser, pero llegar a expresar ese sentimiento tan sobado por la música, el cine y la literatura de forma efectiva… Ah amigo, eso no lo hace cualquiera, hace falta poner un Lesperance en tu vida para hacer eso.

Un último apunte a cuenta de este temazo (¿se nota que es de mis preferidas del álbum? Creo que la primera que la oí, la puse como 5 veces seguidas): Si a alguien más le vuelve loco este tema, le recomiendo que se haga con una copia del Brass Monkey de Steve Overland, un discazo como la copa de un pino, también cargado de vitamina Beatles hasta las cejas y que seguramente también será acusado de ser demasiado “Poppie”… Me da igual, escuchadlo y no os arrepentiréis.

Vale, vuelvo al tema que me pierdo: Seguimos!

Be The One es, una balada de una crudeza inmensa por lo delicada, te desarma desde el primer segundo, otra vez la letra del tema toca diana, esta vez en la fibra sensible.

Este tema es capaz de hacer que los colegas de Testament, se acaben siete tarrinas de Haagen Dazs de chocolate con cookies mientras ven El Diario de Bridget Jones en el canal Cosmo…

Quedáis avisados si un baladón de este calibre os pilla blanditos.

Hollywood fue uno de los temas de adelanto del álbum y la verdad es que Pete acertó con la elección, es uno de los temas más “radio” del disco, tiene el nivel de marcha justo para levantar el ánimo después de Be The One y un puntito macarrilla que me encanta. Este tema no desencajaría en la BSO de los primeros capítulos de Californication (Amén!).

Casi sin darnos cuenta llegamos al ecuador del álbum con Love Someone, y es que lo peor de Fade Into Stars es que apenas dura media hora, lo cual sabe a muy muy poquito. En cualquier caso este Love Someone es otra de las que podrías escuchar 50 veces seguidas y no hartarte, oír la voz de niño de Pete cantando que sí, que el mundo es una mierda, que la vida es dura, pero que al final todo se arregla si de verdad amas a alguien… Uf, palabras mayores gente.

Otra maravilla que te vas a hartar de cantar.

Mención de honor al solo, cuando digo la guitarra de Pete habla me refiero a esto. Ni corto ni perezoso, encaja un solo de guitar hero tremendo, en apenas 10 segundos totalmente dentro del tema y con un fraseo y un sentido de la melodía espe-luznante.

Con Satellites llegamos a uno de los temas normalitos del álbum, no es que tenga ningún fallo destacable, el tiempo es correcto, la melodía agradable, pero no acaba de despegar, y después del monumento que es Love Someone sabe a poquito.

Y si Satellites es normalito, 6 Ways (It Could Only Be You), no le va la zaga. Los arreglos no le ayudan demasiado, esos ritmos entrecortados del principio  hacen que el tema suene torpe y falto de gracia.

Siendo justos, ambos temas tienen la desgracia de estar justo antes de One Last Time, un tema que llevaba tres años esperando oír, que además debido al cambio de titulo, y a que no aparecía de forma reconocible en los Sampler, no tenia claro que fuera a oír jamás en formato estudio. Poneos en mi situación, llevaba todo el disco esperando oír esto:One Last Time.

Primer segundo: un piano , vale no cuadra con la versión acústica…

y entonces: “Coming from the cooold” Evidentemente salté de la silla, y creo que no toqué el suelo en la siguiente hora y media.

Que gustazo de canción!Debo decir que prefiero la versión demo, solo a guitarra y voz, me parece más directa(ver el video anterior) pero aun así es una maravilla.

Tiene ese punto de triste aceptación, cuando sabes que una relación no funciona (y no va a funcionar) y te de igual, solo quieres pasar esa noche con esa persona, y la siguiente y la de después , por eso me también prefiero titulo inicial de One More Time, quizá el mensaje es más esperanzador.

Tremenda la frase del 2º estribillo: “make a mess of me, one last/more time”

Me hubiera encantado también que acabara repitiendo el estribillo hasta el final siguiendo con la broma del video. Cuanto cambia una sola palabra….

Y así llegamos a The Ride que marca el final de este Fade Into Stars, un tema bastante inteligente con un bonito juego entre los teclados y la guitarra, quizá un poco lineal, pero un tema muy digno para bajar el telón.

Entiendo que mucha gente sigue esperando un segundo Mood Swings, a mi también me gustaría oírlo, pero despreciar un disco tan bueno como este solo por la historia de su creador seria una verdadera pena, y no es que Fade Into Stars no tenga fallos ni momentos flojos, creo que muchas veces puede sonar lineal y, sobretodo que muchos temas se hubieran beneficiado de un acercamiento aún más directo, tipo formato acústico, pero sus virtudes compensan con creces esas deficiencias.

Bueeeeno, pues hasta aquí hemos llegado, así es como he vivido este segundo trabajo del señor Lesperance, y si habéis leído este artículo hasta el final, solo puedo estar inmensamente agradecido y os invito a que nos hagáis llegar vuestras opiniones.

¡Saludos y hasta la próxima!

BY: CALLISTO