Estamos en Italia, lugar Aorero por antonomasia, nos adentramos en los suburbios y nos encontramos a una banda que empezó practicando un hard con fuerza en sus inicios y que después de un proceso de cambio en la formación deciden tirar a un público más maduro practicando un Aor/ metal lleno de teclados y mucha melodía.

Este año han editado un trabajo llamado “Forced to be a Stranger”  al cual tenemos la oportunidad de destripar a continuación.

La banda la forman: Francesco Cavalieri – voz, Enrico Dal Canto – guitarra, Angelo Carmignani – batería, Andrea Rivello – bajo y Federico Meranda – keyboards.

Tears of an anger y Reach the high Nada más sonar los dos temas ya sabemos o podemos intuir que vienen dando fuerte en las guitarras muy sonoras y con una voz muy italiana y aguda. Teclados en todo lo alto. Shooting Star sonando en la misma línea pierde un poco de intensidad musical.

Never too hard y Our love is dead  Es otra muestra de las influencias americanas del Hair, no me gusta estar comparando constantemente  con otros grupos pero es que tiene ese sabor en los labios cuando lo pruebas la verdad. Estos cortes que a diferencia de lo anteriores pierde un poco de fuerza en la guitarra en la base rítmica sin embargo en contraposición el estribillo es súper pegadizo, para deleitarnos. Muy Danger Danger.

Memories se nos ponen tiernos y llegamos a la primera balada llena de “Recuerdos”  empezando con un piano suave para enseguida hacernos sentir  aquellos amores perdidos o aquellas noches de anhelos en algún lugar de nuestra mente y que nos hace revivir ahora No te va a hacer sentir el tema de tú vida pero si pasar cinco minutos entretenidos. Forced to be a stranger  da título all álbum en forma de lenta también pero a diferencia de la anterior esta si traspasa  la caja de forma peculiar. Tiene sentimiento.

The Crossroads Protagonismo para las teclas otra vez apartadas por una acústica y la voz de  Francesco interrumpiendo esa batalla. Juegan con el medio tiempo haciendo una canción himno y creciendo a menudo que avanza los minutos para coger rabia. De mis preferidas sin ser tan comercial.

Shadow in this life Para mí el tema más prescindibel del disco muy plano y lineal, no salta la atención.

Intro y Signs of time son un minuto y pocos segundos de apertura y clausura instrumental para completar el disco con once temas.

Este año es tal la avalancha de discos que nos llueve que difícil será que alguien preste atención a una buena banda que puede hacer un buen recorrido profesional a poco que pulan un poco la irregularidad de este disco.

Si tenéis ocasión dadle una escucha a Forced to be a stranger y seguro que no tendréis malos recuerdos. Italia es otra referencia musical melódica y por algo será chicos.